miércoles, 6 de marzo de 2013

La isla de Bowen

En estos días he leído La isla de Bowen, una novela maravillosa escrita por César Mallorquí, editado por Edebé y ganadora del premio Edebé de literatura infantil y juvenil. 
Tras la desaparición de John Foggart, la asociación SIGMA compuesta por el profesor Zarco, Samuel Durango, Adrián Cairo, Verne y su tripulación, se proponen buscarlo junto con la mujer y la hija del desaparecido, embarcando todos en el Saint Michel y adentrándose en un mar de misterios. En este viaje se cruzarán con todo tipo de aventuras y misterios sin resolver.
Este libro me ha parecido fascinante, desde el primer momento te pegas al libro y no lo sueltas hasta el final. Me ha parecido que no le sobraba ni una palabra y que había una aventura detrás de otra sin dejar ninguna pausa.



El libro está escrito de manera fluida: se lee fácilmente y te envuelve desde las primeras líneas.
Me parece que cada personaje está muy bien definido, tienen todos caracteres diferentes que, juntos, resultan enriquecedores (no hay que ver más que la relación entre Zarco y Elisabeth).
El profesor Ulises Zarco ha sido mi personaje predilecto, gruñón, grosero, culto y que lo da todo si alguien se encuentra en peligro, como cuando un indígena disparó una flecha a Adrián Cairo y el profesor se interpuso evitando la muerte de Adrián, dejando una cicatriz a dos centímetros de su propio corazón.
También me ha gustado Adrián Cairo, un muchacho diestro con las armas y cuyos malos presentimientos siempre se cumplen.
Y cómo no, me parece fabuloso el personaje de Samuel Durango, más o menos protagonista, el fotógrafo deprimido y hábil con el ajedrez que cae en manos de unos autómatas al final del libro... 
pero no voy a contaros más para que leáis este libro, que, por supuesto os recomiendo con todas mis ganas y, dad por seguro que no os separaréis de él ni un minuto.
Un saludo 
Juan

1 comentario:

  1. Excelente entrada, muy interesante! Te invito a que te pase por mi blog luego

    ResponderEliminar