domingo, 17 de marzo de 2013

La jirafa, el pelícano y el mono

Acabo de terminar de leer La jirafa, el pelícano y el mono, escrito por Roald Dahl e ilustrado por Quentin Blake, publicado en Alfaguara. La traducción es de Juan Ramón Azaola.


El libro va de Billy, un niño que en frente de su casa hay una casa abandonada en la que ponía "El empachadero", y al protagonista le gustaría saber lo que hay dentro para comprar esa casa (porque está en venta). Su madre le dice que "El empachadero" significa confitería y un día, al salir de su casa, el niño vio que alguien la había comprado y había puesto un cartel que decía "Limpiacristales". Al día siguiente alguien había cambiado la puerta y ahora era muuuuuyyyyy alta, y una vez que estaba mirando, una ventana se abrió y por ella asomó la cabeza de un pelícano. Luego se abrieron las otras dos ventanas y en una había una jirafa y en la otra un mono. Estos animales resulta que tenían como superpoderes y con ellos conseguían limpiar los cristales más difíciles y más escondidos.
Pero resulta que con estos poderes tan especiales estos animales, además de limpiar cristales, son capaces de hacer otras cosas. Pero eso tendrás que descubrirlo tú leyendo el libro.
Lo que más me ha gustado son los protagonistas (el niño y los tres animales), son todos muy majos y me gustaría que fueran mis amigos.
Este libro es muy cortito y además muy fácil de leer, desde la primera página no puedes dejarlo.
Te lo recomiendo.
Saludos
Miguel

1 comentario:

  1. Hola Miguel:
    Yo me lo acabo de leer y también me ha pasado lo mismo, no podía dejarlo de leer. Me lo leí en dos noches. Lo que más me ha gustado es el final, no me lo esperaba y me sorprendió. A mí también me gustaría tenerlos de amigos.
    Me gusta mucho Roald Dahl
    Aitana

    ResponderEliminar